Skip to content

¡Es hora de comer!

2 de Marzo 2015
Braulio Castillo

¡Comida! ¡Cocina! ¡Sabor! ¡A comer! La comida diaria varía enormemente de persona en persona. Mientras algunos prefieren lo picante, a otros les gusta el dulce. La textura de la carne puede dar placer a unos, mientras una fruta jugosa es mucho más apetitosa para otros. Si tanta variación existe en la cocina de una sola especie como nosotros los humanos, ¡trata de imaginar la variedad en hábitos alimenticios que existe entre diferentes especies!

GREAT-BLUE-HERON

Un Garzón Cenizo esperando en el pantano, Cortesía de Barry Wallace, ON, CANADA

Estilo de vuelo, figura del pico, estilo de caza, y almacenamiento de comidas, todas éstas varían entre una especie de ave y las otras. Por ejemplo, aves como los Albatros necesitan cubrir áreas enormes usando la menor cantidad de energía posible, es así como tienen alas que les permiten planear entre las corrientes de aire. Para abrir semillas duras, algunas aves tienen picos duros y fuertes, mientras que otras, tienen picos más delgados y finos para abrir semillas más blandas y pequeñas. Las técnicas de caza varían también, como ocurre con las garzas y garcetas que silenciosamente vigilan su presa en los pantanos hasta que las atrapan en un instante. Otras aves, en cambio, capturan sus presas en los árboles, el suelo, o ¡hasta en medio vuelo!

AMERICAN-ROBIN

Un Mirlo Primavera alimentado a sus críos, Cortesía de Mike Conley, MO

Un ejemplo intrigante de estos hábitos y costumbres fascinantes se encuentra en una de nuestras especies focales, el Mirlo Primavera. Durante la primavera y el verano, los mirlos comen diferentes comidas dependiendo de la hora del día. O sea, lombrices en la mañana y fruta a la hora de la cena. Las frutas son su principal alimento en el otoño y e invierno, y hasta pueden intoxicarse si llegan a comer exclusivamente bayas de madreselva. El Mirlo Primavera también usa su buche (expansión del esófago), para guardar fruta en el medio de las frías noches de invierno. Es interesante como otras aves también han desarrollado técnicas similares para el transporte de presas pequeñas, poniéndolas debajo de sus lenguas, o en sus gargantas. El Mirlo Primavera también defiende su comida de una forma increíble, ya que un mirlo solito es capaz de defender un árbol de manzanas silvestres ¡contra quince Ampelis Chinitos (que también forman parte de nuestras especies focales)!

Para aprender más acerca de cómo plantar y cuidar de plantas en recipientes que ayudan a alimentar a las aves de tu vecindario y hacerlo más bonito, visita nuestra página haciendo clic aquí.

AMERICAN-ROBIN-2

Un Mirlo Primavera disfrutando un arbol de bayas, Cortesía de Cynthia Brandenburg, IL

No hay comentarios

Comenta aquí

Nota: Puedes usar XHTML básico en tus comentarios. Tu dirección electrónica nunca será publicada.

Inscríbete a esta serie de comentarios vía RSS