Skip to content

El regreso de los nidos chiflados

7 de Abril 2015
Laura Pineda-Bermudez and Braulio Castillo

¡Sí, por fin! Nuestro desafío anual de “Nidos Chiflados” comenzó el primero de abril. Si nunca has escuchado acerca de él, no te has atrevido a participar en años anteriores, o no te has enterado de qué se trata, ¡pues es exactamente lo que te imaginas! ¡Hay nidos chiflados por doquier y queremos que los encuentres! Tal vez no te hayas dado cuenta pero la próxima vez que salgas a caminar trata de buscar nidos de aves. Tal vez te sorprendas, porque puedes encontrar nidos en los lugares más raros e inesperados. Las aves pueden anidar en barbacoas , semáforos, ¡o hasta en tendedores o llantas de automóvil!

Cuando hayas encontrado tu nido chiflado, puede que descubras que los materiales de qué están hechos sean igual de sorprendentes. Por ejemplo, los nidos de colibrís son construidos con telas de araña y musgo entre otras cosas. Para participar en nuestro concurso, encuentra algún nido interesante, inspírate con tu cámara y saca fotos o filma videos, escribe poemas o cuentos, esculpe, dibuja, o pinta, y envía tu ejemplar usando nuestro sitio web. Disfruta el pasar tiempo afuera y ¡se creativo! ¿Quiénes pueden participar?:

  • ¡ Personas de todas edades  pueden participar!
  • ¡Puedes mandar tu ejemplar de cualquier parte en el mundo  !
  • ¡La ciudad, los suburbios, y hasta las áreas rurales están  todas  disponibles para tu búsqueda!
  • ¡No tienes que ser experto en aves para participar, todos son bienvenidos!

Eso sí, es necesario que tengas en mente algunos cuidados y precauciones para cuando te acerques a los nidos y sus habitantes. Te recomendamos hacer visitas cortas (¡alrededor de 1 minuto!), y en la tarde. Acuérdate de visitar los nidos sólo cuando haya buen tiempo, después de los primeros días de incubación, y antes de que los polluelos dejen el nido. Lo más importante es acordarse de no tocar los nidos, huevos o polluelos, minimizando cualquier situación estresante o dañina para las aves.

No te intimides, ¡sal a dar una caminata relajada y mira a tu alrededor a ver si encuentras nidos en tu vecindario. Aunque no encuentres ninguno, ¡goza de pasar tiempo afuera! Tu expedición en busca de nidos hasta tal vez te podría enseñar cosas que nunca sabias del lugar que haces llamar tu hogar y vecindario.

Para inspirarte, mira esta galería con nidos chiflados de años anteriores. ¿Te dan ganas de salir a buscar? Pues no te detengas y sal a dar una vuelta.

No hay comentarios

Comenta aquí

Nota: Puedes usar XHTML básico en tus comentarios. Tu dirección electrónica nunca será publicada.

Inscríbete a esta serie de comentarios vía RSS