Skip to content

Alimentando a las aves en el invierno

23 de Noviembre 2015
tags:
Marilu Lopez Fretts

En gran parte de América del Norte, el invierno es una temporada difícil para las aves. Días con temperaturas bajas acompañados de noches largas, que aún son más frías, escasa vegetación, sin insectos que comer… ¿Qué podemos hacer para facilitarles su vida a la vez que podemos disfrutar de la naturaleza?

Photo by B. Bowen Carr via Birdshare. Bullock’s Oriole in Columbia County, NY

Foto por B. Bowen Carr via Birdshare.
Bolsero Calandria en Columbia County, NY

Primeramente, puedes preparar un comedero para aves en el patio de tu casa y disfrutar la observación de aves. Si vives en un apartamento, puedes tratar de colocar un comedero colgado de alguna ventana o balcón, si es posible.

¿Qué comen las aves durante el invierno? Las aves no migratorias modifican su dieta e ingieren frutas y semillas para sobrevivir. Así que ¡ésta es tu oportunidad para preparar la mesa e invitar a tus amigos emplumados! Ahora, la pregunta es ¿qué le damos de comer?

Además, de las mezclas comerciales que puedes conseguir en la mayoría de los supermercados, y que quizás contienen un algo porcentaje de semillas de “relleno,” tú puedes crear tu propia mezcla a un bajo costo.

Photo by Praja38 via Birdshare. A dark-eyed Junco (Male) at a backyard feeder in Ontario, Canada.

Foto por Praja38 via Birdshare.
Junco Ojo Oscuro (macho) en un comedero de aves en Ontario, Canada.

Las semillas de girasol negro son las favoritas de la mayoría de las especies de aves. Éstas son muy nutritivas, altas en grasa y fáciles de abrir en el caso de las aves pequeñas.

El maíz seco y el mijo blanco también son preferidos por las aves. Algunas aves, como el cardenal, gustan de las semillas de cártamo, mientras que otras disfrutan de los cacahuates.

Otro tipo de comida que algunas aves prefieren y que son de alto contenido energético son la mantequilla de maní (cacahuate) y el sebo (manteca de animal).

Feederwatch

Les Invitamos a Participar en Nidos Chiflados: ¡Extendimos la Fecha De Participación!

10 de Junio 2015
Marta del Campo and Constanza Arévalo

Un lugar un poco

“Un lugar un poco “espinudo” para anidar.” Foto por Barry McNish.

¿Puedes creer que es casi verano? Las aves están anidando en todas partes. ¿Has visto nidos en tu vecindario? Si lo has hecho, comparte imágenes, cuentos, y más acerca de los bellos y entretenidos nidos locales en nuestro actual desafío, Nidos Chiflados 2015. Hemos recibido varias fotos, videos poemas y cuentos acerca de todo tipo de nidos en lugares sorprendentes, y la mejor parte es, ¡Aún estamos aceptando ejemplares para el concurso. Extendimos la fecha de recibo de ejemplares hasta el 30 de junio! Ahora que afuera está más tibio y quedan menos de dos semanas para el verano, de seguro hay muchos nidos de aves por todas partes y en lugares sorprendentes. Si encuentras un nido en tu área local, no dudes en tomar tu cámara y sacar una foto o grabar un video para que lo envíes a nuestro desafío. Y que no se te olvide decirle a las aves que ¡sonrían! Si te sientes creativo, escribe un poema, cuento, dibuja o pinta, o incluso puedes escribir una canción acerca de un nido hermoso o chiflado. ¡Anímate! Aún tienes tiempo de participar.

“Justo

“Justo fuera de nuestra ventana.” Foto por Clifford Rumpf, NJ

Nuestro desafío Nidos Chiflados 2015 está recibiendo ejemplares de personas de todas las edades y de cualquier parte del mundo. Haz de ésta, una oportunidad para salir, dar una caminata al aire libre con tu familia, amigos o por ti mismo. Cuando observes nidos, asegúrate de tomar ciertas precauciones para no poner en peligro a sus habitantes. Por ejemplo, realiza visitas cortas al área alrededor del nido y de preferencia en las tardes, y lo más importante, ¡no toques el nido ni a sus habitantes!

Pásalo bien y entretente, incluso si no encuentras un nido; esta es una gran oportunidad para que te conectes con la naturaleza en tu área, tu pueblo o ciudad.

“Mirlo

“Mirlo Primavera en necesidad de seguro para inundaciones.” Foto por Gerald Wykes, MI


Explora nuestra página web acerca de Nidos Chiflados 2015 para que te enteres de cómo participar, y además, puedas ver algunos de los ejemplares que hemos recibido. ¡Anímate y participa! Todos los ejemplares son bienvenidos.

El regreso de los nidos chiflados

7 de Abril 2015
Laura Pineda-Bermudez and Braulio Castillo

¡Sí, por fin! Nuestro desafío anual de “Nidos Chiflados” comenzó el primero de abril. Si nunca has escuchado acerca de él, no te has atrevido a participar en años anteriores, o no te has enterado de qué se trata, ¡pues es exactamente lo que te imaginas! ¡Hay nidos chiflados por doquier y queremos que los encuentres! Tal vez no te hayas dado cuenta pero la próxima vez que salgas a caminar trata de buscar nidos de aves. Tal vez te sorprendas, porque puedes encontrar nidos en los lugares más raros e inesperados. Las aves pueden anidar en barbacoas , semáforos, ¡o hasta en tendedores o llantas de automóvil!

Cuando hayas encontrado tu nido chiflado, puede que descubras que los materiales de qué están hechos sean igual de sorprendentes. Por ejemplo, los nidos de colibrís son construidos con telas de araña y musgo entre otras cosas. Para participar en nuestro concurso, encuentra algún nido interesante, inspírate con tu cámara y saca fotos o filma videos, escribe poemas o cuentos, esculpe, dibuja, o pinta, y envía tu ejemplar usando nuestro sitio web. Disfruta el pasar tiempo afuera y ¡se creativo! ¿Quiénes pueden participar?:

  • ¡ Personas de todas edades  pueden participar!
  • ¡Puedes mandar tu ejemplar de cualquier parte en el mundo  !
  • ¡La ciudad, los suburbios, y hasta las áreas rurales están  todas  disponibles para tu búsqueda!
  • ¡No tienes que ser experto en aves para participar, todos son bienvenidos!

Eso sí, es necesario que tengas en mente algunos cuidados y precauciones para cuando te acerques a los nidos y sus habitantes. Te recomendamos hacer visitas cortas (¡alrededor de 1 minuto!), y en la tarde. Acuérdate de visitar los nidos sólo cuando haya buen tiempo, después de los primeros días de incubación, y antes de que los polluelos dejen el nido. Lo más importante es acordarse de no tocar los nidos, huevos o polluelos, minimizando cualquier situación estresante o dañina para las aves.

No te intimides, ¡sal a dar una caminata relajada y mira a tu alrededor a ver si encuentras nidos en tu vecindario. Aunque no encuentres ninguno, ¡goza de pasar tiempo afuera! Tu expedición en busca de nidos hasta tal vez te podría enseñar cosas que nunca sabias del lugar que haces llamar tu hogar y vecindario.

Para inspirarte, mira esta galería con nidos chiflados de años anteriores. ¿Te dan ganas de salir a buscar? Pues no te detengas y sal a dar una vuelta.